Algunos secretos para un buen horneado – Terra dolca

Terra dolca

Gatronomía

Algunos secretos para un buen horneado

¿Cuántas veces te ha sucedido que cuando horneas tartas, cupcakes o incluso brownies, no has quedado satisfecho con el resultado?

Pedazos de tartas pegados en el molde, brownies que se quedan pasmados y otros problemas relacionados, pueden convertirse en el dolor de cabeza de quien hace postres.

Afortunadamente existen una serie elementos que debes tener en consideración, para evitar que sufras todo tipo de desencuentros mientras hornees tus postres.

Guarda estos consejos celosamente, de la misma manera en la que un buen cerrajero es celoso durante cualquiera de las etapas de su trabajo. ¿Listo para aprender a ser un gurú del horneado?

  1. Engrasar correctamente los moldes

Una opción es engrasar el molde directamente, y dependiendo del postre que vayas a realizar puedes enharinarlo también, o agregar azúcar, e incluso colocar cacao en polvo en el caso de los brownies.

Tienes la opción igualmente de emplear papel engrasado, procurando cortarlo del tamaño del interior del molde. Esparce la mantequilla sobre el molde y coloca el papel de manera que la parte no grasosa del papel quede en contacto con la superficie engrasada del molde.

  1. ¿Polvo de hornear o bicarbonato de sodio?

En caso de que tu tarta no contenga ingredientes ácidos como miel, jugo de limón, cacao en polvo o incluso café, el polvo de hornear es el ingrediente ideal, de lo contrario puedes emplear bicarbonato de sodio.

El polvo de hornear es bicarbonato con un agente acido, sin embargo hay recetas a las que se les pueden agregar ambos para compensar el leudado de la mezcla horneada.

  1. Utiliza una balanza para pesar los ingredientes

Puedes tener contigo moldes que indiquen las medidas exactas, pero uno de los secretos para tener los mejores postres horneados (y cualquier comida en realidad), es que peses los ingredientes en una balanza de cocina.

No tienes que conseguir la más costosa, pero si es necesario que sea de buena calidad, aunque te sugerimos que la trates correctamente. Limpia y guarda la balanza una vez que la hayas terminado de utilizar.

  1. Ajústate a lo que diga la receta

Los expertos tienden a improvisar en la cocina, pero si eres un novato haciendo los postres es importante que te ciñas a lo que indica la receta.

Esto se hace principalmente para evitar que una tarta quede insípida, o apelmazada o que incluso no crezca correctamente durante el horneado.

Asegúrate de cumplir todas y cada una de las directrices expresadas en la receta, y evita todo tipo de incertidumbres.

  1. No saques la tarta del horno antes de tiempo

Pero ¿cómo saber si una tarta esta lista? Si has perdido la pista del tiempo en el que el pastel ha estado en el horno, tan solo abre el horno e introduce un cuchillo en la tarta y si hay mezcla presente significa que aún no está lista.

Solo sé cuidadoso cuando abras el horno a fin de que evites quemaduras. Hacer postres no tiene gran dificultad, solo hace falta seguir las instrucciones de modo que desarrolles sentido común en lo que te propongas hacer de aquí en adelante.



error: Content is protected !!